¿Qué se puede limpiar con una aspiradora?

Si acabas de comprar una nueva aspiradora, o bien te plantas la opción de adquirirla, es probable que te preguntes qué uso le podrás dar. A continuación te mostramos las principales utilidades de estos versátiles electrodomésticos.

1. Suelos

De todas las partes de la casa, el suelo es conocido por acumular la mayor cantidad de suciedad. Independientemente del tipo de suelo que poseas, tu aspiradora es la mejor aliada para mantener la suciedad a raya. Tanto si tu suelo es de baldosas, como de moqueta o parquet, existe un accesorio de aspirado capaz de mantenerlo reluciente y en perfecto estado, incluso con el paso de los años.

2. Alfombras y Moquetas

Las alfombras y las moquetas añaden belleza, calma y serenidad a una habitación. Muchas personas las prefieren a los suelos desnudos por su calidez. Por desgracia, son propensas a retener mucha suciedad. Como se hunde en lo más profundo de las fibras, resulta difícil de identificar. Una aspiradora con una fuerte potencia de succión y un accesorio especial para la limpieza de alfombras harán maravillas.

3. El interior de los coches

Hoy en día, los coches se han convertido en nuestros hogares en movimiento y realizamos nuestras actividades diarias habituales como comer y beber dentro de ellos, especialmente cuando viajamos largas distancias. También tendrás que darle al coche una limpieza a fondo de vez en cuando. Las aspiradoras de mano, especialmente las inalámbricas, son las mejores para este tipo de trabajo, ya que son más ligeras y maniobrables. No te olvides de limpiar las zonas bajo los asientos y otros espacios de difícil acceso. Es muy probable que tu aspiradora incluya accesorios específicos para ello.

4. Escaleras

Las escaleras se clasifican a menudo como áreas de difícil limpieza dado que el hecho de tener que usar una pesada aspiradora de trineo puede convertirse en todo un reto. Recomendamos encarecidamente el uso de una ligera y compacta aspiradora vertical o una aspiradora escoba para el aspirado de escaleras. La mayoría de modelos incluyen accesorios específicos para la limpieza de espacios de difícil acceso, como las juntas entre escalones.

Las alfombras y moquetas retienen gran cantidad de suciedad, que pasa inadvertida a la vista

5. Ventiladores de pie y de techo

Los ventiladores son capaces de acumular grandes cantidades de polvo, y lo peor es que lo esparcirán por toda la estancia cuando los enciendas a no ser que los aspires convenientemente. Es probable que tengas que desmontar la jaula protectora de tu ventilador de pie antes de proceder a su limpieza. Aunque los ventiladores de techo están colocados a gran altura, también tienden a acumular polvo, especialmente durante el verano y la primavera. Encontrar una aspiradora con una manguera larga y un cepillo decente te ayudará mucho a la hora de limpiar tus ventiladores de techo.

6. Armarios, gabinetes y cajones

Estos lugares suelen estar ocultos a la vista a menos que se abran. Por ello, suelen acumular mucha suciedad y es necesario limpiarlos con regularidad. Una aspiradora te ayudará a eliminar el polvo, las pelusas, las migas y otros residuos de tus muebles. Una herramienta específica como un cepillo funcionará perfectamente a la hora de alcanzar las esquinas más complicadas. También hay que aspirar el exterior de los armarios y gabinetes, sobre todo la parte superior, ya que tiende a acumular la mayor parte del polvo.

7. Colchones y somieres

La parte superior de un colchón está protegida por una funda, pero normalmente olvidamos que la parte inferior está constantemente expuesta a mucha suciedad y polvo del suelo. Dar la vuelta al colchón y aspirar su parte inferior hará que esté limpio e higiénico y también evitará las alergias. También hay que aspirar los marcos y el tablero de la cama, sin olvidar la parte inferior.

8. Almohadas y cojines

Las almohadas acumulan la mayor parte de nuestra suciedad corporal, incluyendo la piel desprendida, las células muertas, los pelos, el polvo e incluso los ácaros del mismo. Debes aspirar tu almohada con regularidad utilizando la herramienta adecuada para deshacerte de la suciedad y garantizar una zona higiénica y más saludable para tu descanso. Esto también evitará el asma, las infecciones de la piel y otras reacciones alérgicas.

9. Cortinas

Las cortinas y las persianas impiden la entrada de polvo, suciedad y polen en la atmósfera interior de tu casa. Esto explica por qué las persianas, las ventanas y las cortinas suelen estar llenas de polvo y residuos. Aspirarlas con la herramienta para cortinas o el accesorio de cepillo suave no sólo eliminará la suciedad, sino que también te proporcionará un entorno más limpio e higiénico. Los cabezales de las cortinas deben limpiarse con la manguera y el accesorio para quitar el polvo.

10. Muebles

Los muebles acumulan suciedad con el paso del tiempo, especialmente en otoño y primavera. Los muebles tapizados deben ser aspirados con el accesorio de tapicería para obtener los mejores resultados sin dañar las superficies. Los muebles de madera y metal deben limpiarse con la herramienta para quitar el polvo. La herramienta para hendiduras es maravillosa para limpiar zonas estrechas. No olvides limpiar entre y debajo de los cojines y también debajo de los muebles.

Determinados lugares, como debajo o detrás de grandes muebles, pueden acumular grandes cantidades de suciedad

11. Aparatos de iluminación

Debido a la electricidad estática, los aparatos de iluminación tienden a atraer mucha suciedad y polvo con el tiempo. Lo mismo sucede con los televisores o los monitores de ordenador. Las lámparas de araña, las bombillas, las pantallas de las lámparas y otros tipos de aparatos de iluminación deben ser aspirados con cuidado utilizando la herramienta adecuada para quitar el polvo. El accesorio de cepillo suave y la herramienta para hendiduras son excelentes para aspirar los lugares más delicados e inaccesibles.

12. Paredes y elementos decorativos

Las paredes a menudo se pasan por alto cuando se trata de la limpieza. Lo mismo sucede con los elementos decorativos como relojes de pared, cuadros o esculturas. Estas pueden acumular mucha suciedad con el tiempo, sobre todo en las zonas que bordean el techo y detrás de ciertos elementos decorativos. Aspirarlas con el debido cuidado utilizando una manguera larga suele funcionar bien. Las obras de arte, los espejos y la decoración, como los relojes de pared, también deben aspirarse con cuidado utilizando el accesorio de cepillo suave.

13. Electrónica

La electrónica produce electricidad estática, calor, ruido y vibraciones que tienden a atraer el polvo y las partículas finas. Por lo general, toda la electrónica del hogar puede limpiarse con la herramienta de cepillo suave o con el accesorio para quitar el polvo. Asegúrate de desenchufar los electrodomésticos antes de aspirarlos y de limpiar tanto detrás como debajo de todos los aparatos, especialmente de la nevera, el congelador, la lavadora y el lavavajillas.

14. Rejillas de ventilación

Las rejillas de ventilación controlan el flujo de aire que entra y sale de la casa, y a menudo se llenan de polvo y partículas de suciedad. Para evitar que la suciedad se extienda a las distintas estancias y que el motor del sistema de ventilación se atasque, es necesario mantenerlas limpias y libres de suciedad en todo momento. Aspirar con la herramienta de cepillo suave o con el accesorio para quitar el polvo será suficiente.

15. Libros y revistas

Limpiar manualmente los libros que han acumulado polvo con el paso del tiempo puede ensuciar la estancia y empeorar la situación. En este caso, la mejor solución es pasar la aspiradora. Puedes aspirar mientras abres las páginas para asegurarte de capturar toda la suciedad y el polvo. No debes olvidar aspirar también los estantes de los libros.

Los libros pueden acumular polvo con el paso del tiempo, tanto en su superficie como entre sus páginas

Deja un comentario