¿Qué prendas de ropa requieren planchado y cuáles no lo requieren?

El planchado de la ropa es una tarea esencial para mantener nuestra apariencia pulcra y presentable. Sin embargo, no todas las prendas requieren el mismo nivel de planchado. Algunas prendas lucen mejor y más ordenadas después de un planchado adecuado, mientras que otras pueden prescindir de este proceso sin comprometer su apariencia. A continuación, te ofrecemos una guía completa para identificar qué prendas de ropa necesitan planchado y cuáles no, y también te proporcionamos la metodología para planchar correctamente las prendas que lo requieren.

Prendas que necesitan planchado

1. Camisas y blusas: Las camisas y blusas son prendas que generalmente se lucen mejor cuando están bien planchadas. El planchado ayuda a eliminar las arrugas y pliegues, dejando una apariencia más ordenada y profesional. Estas prendas a menudo están hechas de materiales como algodón, seda, poliéster o mezclas de tejidos, lo que significa que cada tipo de tela requiere un enfoque de planchado específico.

Metodología para planchar camisas y blusas:

  • Comienza encendiendo la plancha y seleccionando la temperatura adecuada según el tipo de tejido. Para algodón y mezclas, utiliza una temperatura media o alta. Para seda y tejidos más delicados, opta por una temperatura baja.
  • Extiende la prenda en la tabla de planchar y comienza por las mangas. Plánchalas desde los hombros hasta los puños, asegurándote de eliminar todas las arrugas.
  • Luego, plancha el cuello, tanto por la parte interior como la exterior, para obtener un acabado prolijo.
  • Prosigue planchando el cuerpo de la prenda, comenzando desde los hombros y deslizando la plancha hacia abajo, suavizando las arrugas a medida que avanzas.
  • No olvides prestar especial atención a las áreas con pliegues o bolsillos, asegurándote de que queden bien alisados.

2. Pantalones y faldas: Los pantalones y faldas, especialmente aquellos hechos de algodón, lino o mezclas de tejidos, suelen arrugarse fácilmente y, por lo tanto, necesitan ser planchados para mantener un aspecto ordenado y elegante.

Metodología para planchar pantalones y faldas:

  • Comienza encendiendo la plancha y seleccionando una temperatura media o alta según el tipo de tejido.
  • Extiende el pantalón o la falda en la tabla de planchar y comienza planchando las piernas del pantalón o el cuerpo de la falda, desde la cintura hasta el dobladillo, asegurándote de alisar las arrugas a medida que avanzas.
  • Si los pantalones tienen pliegues, plancha los pliegues desde el interior para evitar brillos.
  • Presta atención a las áreas alrededor de las rodillas y las caderas, ya que tienden a arrugarse con facilidad.
  • En el caso de faldas plisadas, plánchalas con cuidado, evitando aplastar los pliegues.

3. Vestidos formales: Los vestidos formales, especialmente aquellos hechos de materiales delicados como seda o satén, requieren un planchado cuidadoso para asegurar un aspecto impecable.

Metodología para planchar vestidos formales:

  • Consulta la etiqueta de cuidado del vestido para determinar la temperatura adecuada para plancharlo, ya que las telas delicadas pueden dañarse con altas temperaturas.
  • Plancha el vestido por secciones, comenzando con las mangas y luego pasando a la parte delantera y trasera del vestido.
  • Presta especial atención a las áreas con detalles, como pliegues o apliques, y plancha con cuidado para evitar dañar los adornos.
  • Evita dejar la plancha en un solo lugar por mucho tiempo, especialmente en tejidos delicados, ya que esto podría provocar quemaduras o daños en la tela.

4. Ropa de cama y toallas: La ropa de cama y las toallas, como sábanas, fundas de almohada y toallas, también se benefician del planchado para lucir más pulcras y lisas.

Metodología para planchar ropa de cama y toallas:

  • Utiliza una temperatura media o alta para planchar sábanas y toallas de algodón, ya que estos tejidos son resistentes al calor.
  • Estira la sábana o toalla sobre la tabla de planchar y comienza planchando las áreas más grandes, como el centro de la sábana o la toalla.
  • Luego, plancha los bordes y dobleces para obtener un acabado limpio y prolijo.

5. Ropa de trabajo y eventos especiales: Prendas como trajes, chaquetas y vestidos para el trabajo o eventos especiales deben plancharse para lucir más formales y elegantes.

Metodología para planchar ropa de trabajo y eventos especiales:

  • Sigue las mismas pautas que para planchar una camisa o blusa, prestando especial atención a detalles como cuellos, puños y pliegues.
  • Asegúrate de que el traje o la chaqueta estén completamente desabrochados antes de planchar, y evita aplicar calor directamente en los botones.

6. Prendas de algodón o lino: Las prendas hechas de algodón o lino, como camisetas de algodón o pantalones de lino, pueden arrugarse con facilidad y requieren un planchado para lucir más ordenadas.

Metodología para planchar prendas de algodón o lino:

  • Utiliza una temperatura media o alta para planchar estas prendas, ya que ambas telas son resistentes al calor.
  • Extiende la prenda sobre la tabla de planchar y plancha cuidadosamente, alisando las arrugas en dirección a la fibra de la tela.

Prendas que no requieren planchado

1. Ropa deportiva: La ropa deportiva, como camisetas de entrenamiento y pantalones deportivos, generalmente no necesita ser planchada, ya que su estilo informal y elástico no se ve afectado por las arrugas.

2. Ropa de punto: Las prendas de punto, como suéteres y jerseys, se estiran y recuperan su forma con facilidad, por lo que no requieren planchado.

3. Ropa interior y calcetines: La ropa interior, calcetines y ropa de dormir no requieren planchado, ya que no afecta su funcionalidad ni su apariencia oculta.

4. Ropa confeccionada en tejidos sintéticos: Muchas prendas hechas de tejidos sintéticos, como poliéster o licra, son menos propensas a arrugarse y pueden prescindir del planchado.

5. Prendas con estampados delicados: Algunas prendas con estampados delicados, como serigrafías o apliques, pueden dañarse con el calor de la plancha, por lo que es mejor evitar planchar directamente sobre estas áreas.

6. Ropa casual: La ropa casual, como jeans y camisetas, suele lucir bien sin planchado, ya que su estilo relajado no exige un aspecto completamente liso.

Recuerda que cada prenda es única y puede requerir un enfoque de planchado específico según su tipo de tela y características. Al seguir las indicaciones adecuadas para planchar cada tipo de prenda, podrás mantener tu ropa luciendo impecable y bien presentada, lista para enfrentar cualquier ocasión con confianza y estilo.

Deja un comentario