¿Qué es un purificador de aire?

Un purificador de aire garantiza la correcta filtración del aire dentro de un lugar cerrado. El aire se procesa dentro del dispositivo y luego se libera como aire purificado. Funciona como complemento de la ventilación natural, cuando resulta posible abrir las ventanas.

Es fundamental distinguir un modelo profesional de un aparato orientado al uso doméstico, pues no garantizan un tratamiento del aire idéntico ni un rendimiento global comparable.

Un purificador de aire profesional, equipado con un filtro HEPA 13 o 14, actuará eficazmente sobre el polen, las partículas finas PM2,5 y PM10, los COV (compuestos orgánicos volátiles), los virus y las bacterias.

Por último, el funcionamiento benigno del aparato es clave, es decir, el purificador de aire en si no genera ningún contaminante secundario.

Los purificadores de aire domésticos están en auge, en parte como respuesta a la preocupación global por la calidad del aire. Aunque tu casa está diseñada para proporcionarte refugio, muchos de nosotros pasamos mucho más tiempo en el interior del que deberíamos. Por tanto, podemos estar expuestos de manera prolongada a más partículas y contaminantes de interior que pueden inducir o agravar enfermedades relacionadas con los pulmones.

A pesar de sus promesas, ¿son los purificadores de aire una solución fiable para deshacerse de los contaminantes propios del interior de los hogares? La respuesta corta es que sí, pero hasta cierto punto. Sigue leyendo para saber cómo funcionan estos dispositivos y si vale la pena considerar la opción de añadirlos a tu hogar.

¿Cómo funciona un purificador de aire?

Los purificadores de aire funcionan en esencia higienizando el aire, que puede incorporar agentes contaminantes, alérgenos y toxinas. Son justamente lo contrario de los populares difusores de aceites esenciales y los humidificadores, que añaden partículas al aire.

Los purificadores de aire actúan de distinta manera que los filtros. Mientras que los filtros sólo eliminan las partículas, los purificadores de aire también pueden desinfectarlas.

Las partículas que neutraliza un purificador de aire dependerán en última instancia del tipo de dispositivo que elijas. Algunos modelos están fabricados con filtros para atrapar las partículas cuando el aire pasa a través de ellos, mientras que otros modelos pueden neutralizar las partículas del aire sin filtrarlas en primer lugar.

Otra alternativa es un purificador de aire con emisión de iones negativos, que ayuda a atraer las partículas de iones positivos del aire para posteriormente neutralizarlas. El inconveniente de esta opción es la posibilidad de que se produzcan emisiones de ozono.

¿Son los purificadores de aire eficaces?

La respuesta corta es sí; sin embargo, es bastante probable que un purificador de aire doméstico no sea capaz de eliminar o neutralizar todas las partículas perjudiciales de tu hogar. Esto se debe al hecho de que muchas partículas pueden depositarse en superficies blandas, como muebles, ropa de cama y alfombras, así como en superficies duras, como las paredes o el suelo.

Un purificador de aire es capaz de actuar como complemento de un filtro y otros medios para ayudar a deshacerse de las siguientes partículas y contaminantes:

Alérgenos

Los alérgenos son sustancias nocivas que pueden dar lugar a respuestas inmunitarias adversas como alergias o asma. El polen, la caspa de las mascotas y los ácaros del polvo se encuentran entre los alérgenos más comunes del aire.

Un purificador de aire puede funcionar junto con un filtro de partículas de aire de alta eficiencia (HEPA), este último es el más conocido para atrapar los alérgenos transportados por el aire.

Moho

Al igual que los alérgenos, las partículas de moho en interiores pueden ser especialmente peligrosas para las personas con asma y otras afecciones pulmonares. Los purificadores de aire pueden funcionar hasta cierto punto, pero la filtración es mucho más eficaz para deshacerse del moho en el aire.

Un purificador de aire con un filtro HEPA funcionaría mejor, junto con la reducción de los niveles de humedad en tu hogar.

Humo

Los purificadores de aire equipados con filtros también pueden eliminar el humo en el aire, incluido el humo procedente de la combustión y el humo del tabaco. Aun así, los purificadores de aire no pueden eliminar por completo el olor a humo, y puede haber casos de manchas de humo en las paredes y los techos a pesar de su uso.

Toxinas de interior

Tu casa puede no sólo ser una fuente de alérgenos y moho en el aire, sino que también puede ser una fuente de toxinas procedentes de productos de limpieza, productos de cuidado personal y otras sustancias de uso cotidiano.

Cuando estas partículas permanecen en el aire, pueden ser perjudiciales para tu cuerpo. Los purificadores de aire también pueden capturar estas toxinas, pero la mejor manera de deshacerse de las toxinas en tu hogar es reducir su presencia en primera instancia.

Beneficios de los purificadores de aire

Mientras que los medicamentos para las alergias y el asma pueden ayudar a aliviar los síntomas y prevenir las reacciones, los purificadores de aire pueden ayudar a eliminar la fuente de tus síntomas de raíz. Tras un uso continuado, existe la posibilidad de que experimentes menos reacciones alérgicas y síntomas de asma.

Sin embargo, esto no sustituye a tus medicamentos en ningún caso, y sigue siendo importante evitar que las partículas agravantes entren en tu casa en primer lugar. Consulta siempre a tu médico antes de reducir el consumo o suspender el uso de cualquier medicamento.

Para qué no funcionan los purificadores del aire

Aunque los purificadores de aire pueden ayudar a limpiar e higienizar tus espacios interiores, tienden a funcionar más eficazmente cuando se combinan con un filtro adecuado.

También hay que tener en cuenta el tamaño del purificador. Un dispositivo más grande resulta ideal si estás tratando de conseguir un aire más limpio para toda su casa. De lo contrario, podrías necesitar varios purificadores más pequeños o portátiles para cada una de las habitaciones.

A pesar de sus posibles beneficios, los purificadores de aire pueden resultar inútiles si no tomas otras medidas para dar lugar a un aire más limpio en tu hogar. Sólo eliminan las partículas en el aire, pero no ayudarán mucho una vez que estas partículas se posen en las superficies de tu casa, tal y como hemos comentado con anterioridad. A continuación te mostramos cómo mantener tu hogar libre de contaminantes:

  • Limpia a menudo las alfombras, moquetas y muebles de tela. Como mínimo, aspíralos una vez a la semana con una aspiradora con filtro HEPA.
  • Sustituye las alfombras por suelos de vinilo o madera en caso de alergias graves.
  • Lava la ropa de cama con agua caliente y detergente una vez a la semana.
  • Baña a las mascotas con frecuencia. Si eres alérgico a la caspa de los animales, intenta evitar dormir con ellos, o que suban con frecuencia a sofás y sillones.
  • Asegúrate de que la humedad de tu casa es la adecuada para evitar los ácaros del polvo y el moho.
  • No fumes nunca dentro de la casa.
  • Cambia tus productos de limpieza convencionales por productos de limpieza no tóxicos, si es posible. Ventila tu casa abriendo las ventanas y poniendo en marcha los ventiladores si necesitas utilizar productos químicos fuertes.
  • Cambia los filtros de aire del sistema de calefacción y aire acondicionado cada 30 o 90 días.
  • Antes de invertir dinero en un purificador de aire, puedes considerar la posibilidad de realizar primero una prueba de calidad del aire en casa para verificar si realmente lo necesitas.

Deja un comentario