¿Por qué hace tanto ruido mi lavavajillas?

Cuando oyes ruidos contundentes e inusuales procedentes de tu cocina, es probable que te preguntes de qué podría tratarse. Muy posiblemente, tu lavavajillas sea el culpable de dichos ruidos. Si esto ha estado sucediendo últimamente, existe una gran probabilidad de que algo no acabe de funcionar correctamente dentro del aparato. Echa un vistazo a estas cinco incidencias comunes que podrían estar causando que tu lavavajillas haga demasiado ruido. También le daremos algunos consejos sobre cómo solucionar cada problema.

1. Vajilla demasiado junta

Esta es una de las causas más comunes asociadas al ruido procedente del lavavajillas. Si los platos están demasiado juntos, chocan entre sí y hacen mucho ruido. Para solucionar este problema, simplemente reorganiza tus platos de manera que no se toquen entre sí.

Si tienes ollas o sartenes grandes, colócalas en el centro del lavavajillas para que no choquen con los lados. Asegúrate también de que todos los platos estén orientados hacia abajo. Esto ayudará a reducir el ruido que hacen cuando el agua los rocía.

2. Brazo rociador obstruido

Otra causa común asociada a los altos niveles de ruido del lavavajillas es un brazo rociador obstruido. Esta también puede ser la causa de que tu lavavajillas deje los platos sucios. Si tu brazo aspersor está bloqueado por algo, no podrá girar libremente y hará mucho ruido. Para volver a tener un lavavajillas silencioso, simplemente retira la obstrucción y asegúrate de que el brazo rociador puede moverse libremente.

3. Problemas con la bomba de desagüe

Si tu lavavajillas hace ruido, puede deberse a un problema con la bomba de desagüe. Esta pieza del lavavajillas ayuda a bombear el agua fuera del aparato, hacia el sistema de desagüe. Si no funciona correctamente, hará mucho ruido.

Para solucionar este problema, tendrás que llamar a un profesional para que venga a echar un vistazo al lavavajillas. Ellos podrán diagnosticar el problema y solucionarlo por ti.

4. El impulsor hace ruido

Los impulsores de la bomba del lavavajillas son los que empujan el agua a través de los brazos rociadores del lavavajillas y desaguan el dispositivo. Los impulsores pueden desgastarse con el tiempo y las aletas de un impulsor pueden romperse, lo que provocará ruido. Los desechos orgánicos también pueden quedar atrapados en el impulsor y causar ruido.

Para solucionar este problema, deberás llamar a un profesional para que revise tu lavavajillas.

5. Válvula de entrada de agua defectuosa

Si escuchas un fuerte zumbido o chirrido alrededor de los 2 minutos del inicio del ciclo de limpieza, puede ser una válvula de entrada de agua defectuosa. La válvula de entrada de agua regula la cantidad de agua que se introduce en el lavavajillas. El ciclo de drenaje de arranque comienza primero, seguido por el inicio del llenado de la tina por la válvula de entrada de agua.

La válvula de agua se encuentra detrás del panel de acceso inferior, delante del lavavajillas. Para acceder a ella tendrás que desmontar el lavavajillas, por lo que normalmente recomendamos llamar a un profesional si este es el problema.

Deja un comentario