¿Merece la pena comprar un lavavajillas?

Un lavavajillas aporta una enorme comodidad a muchos hogares y oficinas de todo el mundo, pero ¿realmente merece la pena en términos de costes energéticos? La respuesta depende de una amplia serie de factores, como el tipo de lavavajillas que tengas y el número de artículos que necesites lavar. En este artículo, investigaremos la cantidad de energía que consume un lavavajillas y sopesaremos los pros y los contras de su uso.

Ventajas de utilizar un lavavajillas

Las ventajas de utilizar un lavavajillas tienen que ver principalmente con la comodidad de no tener que lavar los platos a mano. Si estás ocupado o tienes una casa grande, un lavavajillas te ahorrará el tiempo y el esfuerzo de tener que lavar los platos manualmente.

Los lavavajillas también limpian de forma más eficiente y son más higiénicos. Para una familia numerosa o una oficina, un lavavajillas es imprescindible. Para un número menor de personas, un lavavajillas de dos cajones podría ser la mejor opción, ya que estos aparatos son excelentes para lavar cantidades más pequeñas de utensilios.

Desventajas de utilizar un lavavajillas

La principal preocupación de cualquier propietario de un lavavajillas es el coste asociado a su funcionamiento. Un lavavajillas no sólo consume agua, sino que también consume energía para funcionar. A la hora de comprar cualquier electrodoméstico, el coste de su funcionamiento debería ser una de las principales consideraciones.

Una pegatina de eficiencia energética no es tan solo marketing ecológico. Si compras con inteligencia y miras las opciones disponibles, puedes ahorrar cientos de euros en tu factura eléctrica cada año. También tendrás que tener en cuenta el coste de la compra de líquido o polvo para lavavajillas, que se irá acumulando con el tiempo.

Lavado de platos con lavavajillas frente al lavado de platos a mano

Puede ser difícil de creer, pero los lavavajillas modernos son notablemente más eficientes que el lavado a mano. Recuerda que lavar los platos a mano también requiere energía para calentar el agua. Los lavavajillas modernos tienen calentadores en su interior que calientan el agua de forma más eficiente. Además, los lavavajillas suelen utilizar menos agua que el lavado a mano de los platos en el fregadero. Limpiar los platos en el fregadero puede consumir hasta 102 litros por lavado, mientras que un lavavajillas con certificación energética puede utilizar tan sólo 11 litros por carga.

Sin embargo, hay ocasiones en las que lavar a mano es la mejor opción. No todos los artículos son aptos para el lavavajillas y algunos requieren una limpieza más suave, como las sartenes de hierro fundido o los utensilios de madera. Algunos artículos también pueden requerir una limpieza un poco más fuerte para eliminar cualquier exceso de residuos. Nuestro consejo es que, si utilizas el lavavajillas, te asegures de poner una carga completa en lugar de tener el aparato lleno hasta la mitad o incluso menos.

¿Necesito realmente un lavavajillas?

Las ventajas de un lavavajillas superan definitivamente sus desventajas. Ahorra tiempo y agua, no hace mucho ruido y alarga la vida de la vajilla. Sin embargo, los lavavajillas tienen algunas desventajas como el precio, los gastos adicionales en detergente para lavavajillas y el ablandador de agua. No necesitas un lavavajillas si vives solo y prefieres comer fuera de casa, pero sí lo necesitas si tienes una familia numerosa y quieres evitar todas las peleas sobre quién lavará los platos después de comer.

¿Cuántos años dura un lavavajillas?

La vida útil del lavavajillas depende del fabricante y puede variar de 3 a 20 años o más. Deberías comprar sólo marcas de lavavajillas bien establecidas como Bosch, Electrolux y Frigidaire.

Dado que la durabilidad de un lavavajillas viene determinada por la calidad del cuidado del mismo y la aplicación de los principios clave de funcionamiento, los fabricantes no garantizan exactamente cuántos años durarán los lavavajillas. Sin embargo, empresas como Electrolux, Beko, Bosch ponen a disposición de los usuarios los equipos más caros del mercado de electrodomésticos, cuya duración es de al menos 20 años. Además, ofrecen una garantía desde 1 año para las marcas de clase económica y hasta 2-3 años para los artículos de lujo.

Hay algunos pasos que debes seguir si quieres que tu lavavajillas dure mucho tiempo:

Deshazte de los restos de comida: Si hay restos de comida en la vajilla, el desagüe del aparato puede obstruirse. Un alimento pegado y seco puede no lavarse del todo después de un ciclo de lavado. Si hay trozos de comida quemados, entonces debes remojar esos platos en agua tibia. Lo sabemos, puede parecer molesto, pero te llevará sólo 10 minutos y podrás alargar la vida útil de tu lavavajillas.

Utiliza sólo detergentes para lavavajillas: No intentes utilizar el detergente que usas para lavar a mano, ya que puedes dañar tu lavavajillas.

No sobrecargues tu lavavajillas: No pongas más vajilla de la que tu lavavajillas pueda soportar. Cada lavavajillas tiene unas recomendaciones que deben seguirse estrictamente. Si pones más platos y vasos, se romperá el lavavajillas. La distribución uniforme del peso es la clave.

Utiliza los programas adecuados: Algunos usuarios intentan poner modos diferentes cada vez olvidando el modo de lavado básico. Lee atentamente el manual del lavavajillas antes de elegir el ciclo de lavado para tu vajilla.

Utiliza el modo de secado: Al secar la vajilla lavada, el lavavajillas se seca solo. Por lo tanto, se reduce la probabilidad de óxido, sarro y corrosión de los elementos durante la interacción de las estructuras metálicas con el agua.

Deja la puerta abierta: Mucha gente, especialmente los propietarios de lavavajillas empotrados, mantienen la puerta cerrada en todo momento para que no se vea el interior del aparato. Esto es un gran error porque provocará la aparición de hongos, moho y bacterias. Por supuesto, puedes limpiar el lavavajillas después de cada ciclo de lavado, pero es mucho más fácil mantener la puerta entreabierta al menos durante una hora después del ciclo de lavado.

Aclara las piezas de plástico extraibles en agua limpia: Puede parecer que ya están limpias después de cada lavado, pero no es así. Una vez al mes tómate el tiempo necesario para limpiar el lavavajillas. Saca las cestas, colócalas en un barreño y acláralas con agua tibia.

¿Es más barato utilizar el lavavajillas por la noche?

En general es más barato utilizar el lavavajillas por la noche, pero sólo si se dispone de un contador de electricidad con dos tarifas que controle el consumo de electricidad diurno y nocturno. Si quieres que el lavavajillas consuma menos energía para que tus facturas sean más baratas, realiza un arranque retardado por la noche, ya que la tarifa por kilovatio de electricidad es, en términos generales, menor por la noche que por el día. De todas formas, sigue siendo mejor opción comprar un lavavajillas de clase A + (A ++, A +++) que consuma menos de 1 kW por hora para reducir el consumo de electricidad.

En ocasiones, lavar los platos a mano puede resultar más económico y conveniente que utilizar el lavavajillas

Deja un comentario