Errores comunes al utilizar una aspiradora

¿Existe una forma correcta e incorrecta de limpiar y aspirar tu casa, coche u oficina? La respuesta es sencilla: Sí. Siempre que pases la aspiradora, hay cosas que no debes hacer bajo ningún concepto y por el contrario hay otras cosas que necesariamente debes hacer para asegurarte de que tu aspiradora siga funcionando correctamente y tus suelos queden como nuevos. Estos son los errores más comunes que la gente comete al aspirar. Evítalos a toda costa y no volverás a perder el tiempo innecesariamente durante el aspirado de tus suelos.

Hacer del aspirado una carrera a contrarreloj

La mayoría de la gente enciende su aspiradora y comienza a recorrer su hogar con ímpetu hasta que la superficie aspirada parece lo suficientemente limpia. Sin embargo, esto no es tan eficaz como se piensa. Cuando te mueves demasiado rápido, no das a la aspiradora el tiempo suficiente para recoger el polvo, la suciedad y los restos de la superficie. Esto significa que tus suelos quedarán sucios y tus alfombras perderán su buen aspecto y brillo rápidamente. En su lugar, muévete lentamente y repite el mismo movimiento varias veces. Esta técnica eliminará hasta el 85% del polvo y los alérgenos.

No aspirar lo suficiente

¿Con qué frecuencia debemos pasar la aspiradora? La respuesta correcta: Todos los días. Aunque siendo realistas, esto probablemente no sucederá. En su lugar, considera al menos barrer las áreas de mucho tráfico (tales como el recibidor o cerca de las puertas y los pasillos) varias veces a la semana. Luego, aspira los suelos al menos una vez a la semana. Por último, intenta ocuparte de las zonas de menor tráfico (como debajo de los muebles) al menos una vez al mes.

Esperar demasiado para vaciar la bolsa de la aspiradora

A nadie le gusta cambiar la bolsa de la aspiradora, pero es algo realmente necesario. Ignorar esta tarea es como no cambiar el aceite de tu automóvil en el momento indicado por el fabricante. No cambiar la bolsa hará que tus esfuerzos a la hora de pasar la aspiradora sean menos efectivos, y lo que es peor, también dañará el motor a medio o largo plazo.

No aspirar en ambas direcciones

Mucha gente aspira en una sola dirección. El problema con esta técnica es que solo atrapas la mitad de la suciedad y el polvo. Si observas de cerca tu alfombra, notarás que las fibras toman forma y por tanto requieren ser aspiradas en múltiples direcciones. Esto es especialmente importante en aquellos hogares u oficinas donde podamos encontrar gran cantidad de moquetas y alfombras.

Ignorar los accesorios de la aspiradora

Deja de presionar el cabezal de la aspiradora contra los zócalos con la esperanza de capturar el polvo. Tu aspiradora incluye accesorios y complementos por una razón. Familiarízate con las diferentes herramientas de tu aspiradora y utilízalas de la manera adecuada en tu rutina de aspirado. Merece la pena porque esto minimizará aún más el polvo y los alérgenos presentes en tu hogar y reducirá notablemente el tiempo invertido en la limpieza y el aspirado.

Sacar el polvo de los muebles después de pasar la aspiradora

Existe un orden correcto e incorrecto para limpiar en tu hogar. No debes desempolvar tus muebles después de aspirar el suelo porque sería contraproducente. Antes de sacar la aspiradora de su armario, coge tus productos de limpieza y limpia los muebles, las mesas, los zócalos y los ventiladores de techo. Asegúrate de que están completamente libres de polvo antes de pasar la aspiradora.

No mover los muebles de su sitio

Si se ve limpio, es que está limpio, ¿verdad? El hecho de que no puedas ver debajo de los muebles de tu casa no significa que el suelo no esté sucio y que no necesites pasar la aspiradora a fondo. Además, dejar los muebles en un lugar fijo durante largos períodos de tiempo es muy negativo para las moquetas y alfombras y limitará la vida útil de la superficie. Valora la opción de mover los muebles cada cierto tiempo para realizar una limpieza a fondo.

Aspirar sobre objetos duros

Es fácil sentirse tentado a aspirar una pequeña piedra, una moneda u otros objetos duros. Parece que esto no causará ningún problema, pero es muy recomendable no caer en este hábito. Recoge todos los objetos duros visibles del suelo antes de pasar la aspiradora, ya que podrías dañar el interior del dispositivo, ocasionando en determinadas situaciones daños irreversibles, y por tanto, costosos.

Aspirar con la configuración incorrecta

Algunas aspiradoras te permiten ajustar la altura, y elegir la configuración incorrecta podría dañar la aspiradora o simplemente hacer que tus esfuerzos sean ineficaces. La mejor estrategia es escuchar tu aspiradora. ¿Suena como si estuviera funcionando correctamente? Si la respuesta es sí, mantén la configuración actual. De lo contrario, modifica la altura hasta que se ajuste mejor a la superficie.

Deja un comentario