¿Cuánto dura una bolsa de aspiradora?

Es probable que en algún momento, durante el proceso de aspirado, te hayas preguntado si estás reemplazando la bolsa de tu aspiradora con la correcta frecuencia, y si esto podría afectar negativamente a su funcionamiento. En este artículo trataremos de despejar todas tus dudas al respecto.

Determinar la vida útil de una bolsa de aspiradora puede ser todo un reto, ya que existen múltiples variables que inciden directamente sobre su durabilidad. A continuación encontrarás algunos de los factores que determinarán su duración.

  • El número de habitantes del hogar
  • La cantidad de metros cuadrados a aspirar
  • La frecuencia de uso de la aspiradora
  • El tiempo de uso de la aspiradora por cada servicio
  • La presencia o ausencia de mascotas en el hogar
  • La cantidad de suciedad a aspirar por cada servicio
  • El tipo de suciedad que pretendamos aspirar
  • Las tareas de limpieza complementarias a la aspiración
  • El número de aspiradoras disponibles en el hogar

Como regla general, tendrás que cambiar la bolsa de tu aspiradora cada dos meses, aunque es altamente recomendable realizar un cambio mensual si tienes mascotas como perros o gatos, o bien convives con personas con alergias o asmáticas. Si presentas alergia a los ácaros o eres asmático, te recomendamos que adquieras adicionalmente filtros HEPA para tu dispositivo.

Ten en cuenta que la frecuencia de reemplazo también dependerá del número de veces que limpies y de lo que aspires. Evidentemente, si utilizas tu aspiradora con regularidad, o bien aspiras grandes cantidades de polvo y suciedad, la bolsa se llenará con mayor facilidad.

En determinadas ocasiones no es necesario esperar dos meses para cambiar la bolsa de la aspiradora. Si haces un uso intenso de tu aspiradora, reemplaza su bolsa cuando alcance su capacidad máxima. Si utilizas tu aspiradora de manera ocasional, recomendamos encarecidamente que cuando la bolsa alcance dos tercios de su capacidad la cambies cuanto antes. Así evitarás que ésta limite el flujo interno de aire, perjudicando a los componentes internos de la aspiradora cada vez que la utilices.

Revisar el estado de la bolsa de tu aspiradora cada cierto tiempo es altamente recomendable

¿Cómo saber cuándo cambiar la bolsa a la aspiradora?

Existen dos motivos por los cuales podrías querer cambiar la bolsa de tu aspiradora, bien porque ésta haya alcanzado su capacidad máxima, o porque exista algún tipo de problema o incidencia con el funcionamiento de la máquina. Estas son algunas de las señales más comunes a las que debes prestar atención, ya que indican que es necesario cambiar la bolsa de la aspiradora inmediatamente.

La aspiradora presenta baja potencia de succión

Una de las características más importantes de una aspiradora es su capacidad para succionar la suciedad y los residuos. Si la suciedad permanece en el suelo o la alfombra aunque la estés aspirando, te recomendamos que sustituyas la bolsa de manera preventiva, ya que la acumulación de suciedad podría estar impidiendo un correcto flujo del aire. Si tras reemplazar la bolsa la aspiradora mantiene la baja potencia de succión, comprueba que no se deba a una obstrucción en la manguera o el cepillo.

La bolsa de la aspiradora huele mal

Este es el motivo principal por el que la mayoría de usuarios cambian la bolsa de su aspiradora. El polvo, la mugre y en especial los pelos de humanos y animales desprenderán un olor desagradable si permanecen demasiado tiempo almacenados, especialmente si esto sucede en un lugar húmedo como la lavandería o el cuarto de máquinas. Esta situación suele darse cuando realizamos un uso ocasional de la aspiradora, dado que su bolsa permanecerá demasiado tiempo a media capacidad (motivo por el cual no la sustituiremos) e inevitablemente desarrollará olores desagradables asociados al paso del tiempo.

Algunas personas, en particular las que tienen animales domésticos en casa, tienden a añadir especias de olor agradable, como la canela, a la bolsa para que desprenda un olor placentero mientras se utiliza. Sin embargo, esto hace que sea más difícil identificar si la bolsa necesita ser cambiada o no.

La luz indicadora está encendida

Hoy en día, algunas aspiradoras vienen equipadas con un práctico indicador que te informará cuando la bolsa necesita ser reemplazada. Sin embargo, cabe mencionar que algunas marcas y fabricantes recomiendan que los usuarios cambien la bolsa si parece demasiado llena, independientemente de si la luz está encendida o no.

Si se limpian materiales polvorientos

Por ejemplo, si estás realizando reformas en tu hogar, aspirar después de enyesar llenará la bolsa de la aspiradora con pequeñas partículas de polvo que hacen que la máquina sea cada vez menos eficiente. Dicho esto, después de limpiar una tarea de bricolaje grande que implique mucho polvo, asegúrate de cambiar la bolsa inmediatamente. Como consejo, cuando limpies materiales polvorientos asegúrate también de llevar una mascarilla con su correspondiente certificado, dado que son perjudiciales para los pulmones.

Si has utilizado tu aspiradora a diario durante más de un mes

Si utilizas tu aspiradora a diario durante más de un mes, es importante que cambies la bolsa antes de que éste termine. Aunque aparentemente esté a medio uso, los componentes internos de la aspiradora podrían sufrir como consecuencia de un uso intensivo sumado a un pobre caudal de aire causado por el exceso de suciedad en bolsa y filtros. Si bien no es obligatorio, debes hacerlo para asegurarte de que tu aspiradora siga funcionando a su máxima capacidad y dure muchos años.

Ahora que ya sabes cuándo es el momento de cambiar la bolsa de tu aspiradora, sigue leyendo para saber cómo hacerlo correctamente.

Si tu aspiradora ha perdido prestaciones, asegúrate de que no se debe al estado de su bolsa

Cómo reemplazar bolsas de aspiradora desechables

  • Coloca un periódico o una hoja de papel limpia en el suelo, esto te ayudará a atrapar el polvo y la suciedad que pueda desprenderse de la bolsa durante el proceso de extracción. También puedes colocar el cubo de la basura a tu lado.
  • A continuación, abre la cámara donde está ubicada de la bolsa del aspirador.
  • Comprueba si la bolsa de la aspiradora está abultada. Si ves un pequeño abultamiento en la parte inferior de la bolsa, es hora de cambiarla. Por otro lado, si está extremadamente llena, debes retirar los restos y la suciedad manualmente de la cámara que conecta con la bolsa de la aspiradora.
  • Saca con cuidado la bolsa de su estuche. Recuerda que la forma de hacerlo depende del modelo y la marca de la aspiradora. Normalmente, tendrás que quitar un clip para deshacerte de ella.
  • Coloca la bolsa vieja en la papelera.
  • Instala la nueva bolsa de la aspiradora en el mismo lugar de donde retiraste la anterior.
  • Finalmente, cierra el cuerpo de la aspiradora.

Cómo reemplazar bolsas de aspiradora reutilizables

  • Primero, abre con cuidado el cuerpo de la aspiradora. Normalmente, una bolsa reutilizable se ubica en el mismo lugar y de la misma forma que una bolsa desechable.
  • Retira con cuidado la bolsa reutilizable.
  • Deposita con cuidado los residuos en la papelera.
  • Con un trapo húmedo y limpio, limpia la bolsa reutilizable.
  • Una vez que la bolsa se haya secado por completo, vuelve a colocarla de la misma forma en que la retiraste.
  • Finalmente, cierra el cuerpo de la aspiradora.

Deja un comentario