¿Cuánto suele durar una aspiradora?

La aspiradora es una herramienta de limpieza esencial en el hogar de prácticamente todo el mundo. Si te preocupa mantener tu casa en excelentes condiciones, lo más probable es que utilices una con regularidad.

Desafortunadamente, las aspiradoras no son eternas. La degradación de los materiales externos de tu aspiradora, unida al desgaste de sus componentes internos hará que en un momento u otro deje de funcionar. Probablemente te preguntes cuándo sucederá.

La vida útil media de una aspiradora se ha estimado en 8 años, aunque esto puede variar dependiendo del fabricante y el modelo, oscilando habitualmente entre los 5 y los 10 años. Hay muchas razones por las que tu aspiradora puede romperse. Ya sea porque el motor se sobrecaliente, porque el ventilador deje de funcionar o porque los filtros estén completamente obstruidos, en algún momento tendrá que decir adiós.

En la actualidad, en la Unión Europea, todos los aparatos electrónicos están protegidos con una garantía mínima de dos años, a menos de que se trate de una unidad reacondicionada. Esto significa que si tu nueva aspiradora presenta un defecto de fabricación o funcionamiento en cualquier momento dentro de ese periodo, tendrás derecho a una aspiradora nueva sin coste alguno. Algunos fabricantes ofrecen garantías ampliadas dependiendo del modelo de hasta 5 años. Aunque la garantía ofrece un reemplazo de cualquier unidad defectuosa, es importante tener en cuenta que los daños accidentales o el desgaste por uso no están cubiertos. En esas circunstancias, no tendrás más remedio que comprar una nueva aspiradora.

Factores que afectan a la vida útil de una aspiradora

Existen muchas variables a la hora de determinar la vida útil de una aspiradora. Si deseas conocer qué factores pueden afectar a la durabilidad de tu aspiradora, a continuación te los explicamos:

  • El fabricante y el modelo: En toda industria, la durabilidad del producto final depende directamente de la calidad del diseño y de los materiales con los que el mismo esté fabricado. Esto también aplica a las aspiradoras. Las aspiradoras de primeras marcas suelen utilizar componentes de primera categoría con el objetivo de garantizar un correcto y prolongado funcionamiento.
  • La frecuencia de uso: El número de servicios que una aspiradora proporcione y la frecuencia con la que la utilicemos también afectará a su durabilidad por motivos evidentes. Lo mismo sucede con el tiempo de funcionamiento por cada servicio.
  • La ingeniería interna: La calidad de un producto comienza en su diseño. Los componentes de la aspiradora y cómo interactúan entre ellos también es un factor crucial a la hora de determinar la vida útil de la misma.
  • El mantenimiento: Nunca nos cansaremos de recordarlo. Un correcto mantenimiento, así como un servicio completo preventivo cada cierto tiempo ayudarán a maximizar la vida útil de tu aspiradora.
  • El tipo uso realizado: Realizar un mal uso de la aspiradora es uno de los motivos más frecuentes por los que ésta dejará de funcionar antes de tiempo. Por mal uso también nos referimos a un incompleto o inexistente mantenimiento.

¿Cómo mantener una aspiradora en funcionamiento durante más tiempo?

Para sacar el máximo partido a tu aspiradora tienes que cuidarla, como sucede con cualquier otro aparato. Si deseas extender la vida útil de tu aspiradora, lo primero es identificar qué factores podrían acortarla.

Hay muchas variables que pueden afectar a la vida útil de una aspiradora. Los principales factores son su frecuencia de uso y su mantenimiento. Si una aspiradora se utiliza a diario, lo más probable es que tenga una vida útil más corta que si se utiliza un par de veces al mes. Puede parecer evidente que utilizar una aspiradora con más frecuencia aumente drásticamente su desgaste, pero no utilices esto como excusa para posponer la limpieza de tu hogar.

Si deseas prolongar el funcionamiento de tu aspiradora, te recomendamos que adquieras una segunda unidad (no necesariamente del mismo tipo) para alternar su uso. Por ejemplo, puedes utilizar una aspiradora de trineo para la limpieza general, y alternarla con una práctica aspiradora de mano para tareas leves de mantenimiento.

Asegurarse de que la aspiradora está limpia y se mantiene correctamente es otro factor crítico que a menudo se pasa por alto. Si no limpias los filtros con regularidad, no cambias las bolsas y no compruebas si hay atascos, podrías estar enviando tu aspiradora a una decadencia temprana cada vez que la uses. La mayoría de tareas de mantenimiento son sencillas y se pueden encontrar en el manual de usuario. Seguir el manual y asegurarse de mantener la aspiradora a punto es crucial si se quiere prolongar su vida útil. Algunos modelos también pueden incluir un folleto con recomendaciones de limpieza adicionales.

¿Cómo saber cuándo reemplazar una aspiradora?

Si bien podríamos reparar o sustituir indefinidamente los componentes y piezas de nuestra aspiradora según se vayan estropeando, no creemos que sea la idea más inteligente ni rentable. Por lo general, podremos dar por amortizada nuestra aspiradora cuando el coste de reparación de la misma sea superior a la mitad del coste de compra original, o bien cuando su vida útil supere los cinco años, independientemente de su uso. A continuación te mostramos tres escenarios prácticos y la decisión que nosotros mismos tomaríamos.

Una aspiradora con año y medio de uso cuyo ventilador ha dejado de funcionar correctamente: Ante esta situación recurriríamos a la garantía del fabricante, quien nos debería proporcionar una nueva unidad, dado que el tiempo de uso (demostrable mediante factura de compra) es inferior al periodo de garantía legalmente establecido.

Una aspiradora con tres años de uso cuyos filtros retienen en exceso el flujo de aire: En este caso simplemente sustituiríamos los filtros de la aspiradora por recambios originales. La aspiradora se encuentra en plena forma y las piezas de recambio son suficientemente económicas.

Una aspiradora con siete años de uso cuyo motor se sobrecalienta: Ante esta situación, la decisión a tomar es evidente. El valor residual de la aspiradora (contando con sus siete años de servicio) es inferior al coste de un nuevo motor sumado a la mano de obra especializada requerida para sustituirlo, por lo tanto, reemplazaríamos la aspiradora por una nueva unidad.

En ocasiones, adquirir una aspiradora nueva resulta más rentable que reparar una aspiradora antigua

Deja un comentario