¿Cuáles son las partes de una persiana?

Las persianas son un magnífico complemento estético para el hogar y pueden cumplir varias funciones verdaderamente útiles. Por un lado, son esenciales para mantener un cierto nivel de intimidad y privacidad en el hogar; en lugar de instalar ventanas esmeriladas en el dormitorio o el cuarto de baño, un conjunto de persianas puede ser una alternativa asequible y funcional. También son muy útiles para evitar el resplandor del sol y regular la temperatura de la casa en los meses de verano y, por tanto, de más calor.

Por muy atractivas que sean, cualquier propietario de una vivienda con persianas sabe que pueden convertirse en una verdadera pesadilla si se rompen o si se pierde alguna pieza. Si no se mantienen correctamente, pueden convertirse en un verdadero engorro. ¿Alguna vez has tirado del cordón de la persiana y uno de los lados se ha deslizado hacia arriba mientras el otro permanecía inmóvil? Sí, podemos percibir tu ansiedad mientras lees esto.

Afortunadamente, este tipo de problemas son muy fáciles de evitar. Todo lo que necesitas es asegurarte de que todas las piezas de tus persianas funcionan adecuadamente y trabajan correctamente en conjunto. Si te mantienes informado de su estado y conoces su funcionamiento, estos incómodos problemas con las persianas serán cosa del pasado.

Pero ¿Cuáles son las partes de una persiana? ¿Y cómo se llaman las partes de una persiana? En este artículo, te mostraremos las piezas o partes que componen una persiana.

ParteUbicaciónFunción
Lamas o tablillasHorizontales, superpuestasSon las piezas individuales que forman la persiana. Se pueden ajustar para controlar la entrada de luz y la privacidad.
Cinta o cordón de accionamientoLateralPermite subir y bajar la persiana mediante un mecanismo de polea o engranaje.
Barra de manivela o varilla de controlLateralSe utiliza para girar las lamas y ajustar el ángulo de inclinación para controlar el flujo de luz y privacidad.
Carril superiorParte superiorSostiene y guía las lamas durante su movimiento de subida y bajada.
Carriles lateralesLateralesMantienen las lamas alineadas y en posición vertical durante su movimiento.
Cordón de sujeción o frenoLateralPermite fijar la persiana en una posición determinada para mantenerla abierta o cerrada.
Tapa o embellecedorSuperior, lateralCubre los mecanismos internos de la persiana, proporcionando un aspecto estético y acabado limpio.
Recogedor o enrolladorSuperiorPermite enrollar las lamas de la persiana para recogerla y mantenerla en una posición elevada.
Tornillos o soportesEn los carriles lateralesFijan los carriles y otros componentes a la ventana o marco, manteniendo la persiana en su lugar.

A continuación, te describimos en detalle todas las partes que forman una persiana, y su función principal:

Lamas o tablillas: Las lamas son las piezas horizontales y superpuestas que componen la persiana. Su función principal es controlar la entrada de luz y la privacidad. Pueden ajustarse para permitir una mayor o menor cantidad de luz en la habitación, así como regular la visibilidad desde el exterior.

Cinta o cordón de accionamiento: Este componente, ubicado en el lateral de la persiana, permite subir y bajar la persiana mediante un mecanismo de polea o engranaje. Al tirar o soltar el cordón, se mueven las lamas para abrir o cerrar la persiana.

Barra de manivela o varilla de control: La barra de manivela se encuentra en el lateral de la persiana y se utiliza para girar las lamas y ajustar el ángulo de inclinación. Al girar la barra, las lamas pueden orientarse de manera que se controle el flujo de luz y la privacidad sin necesidad de subir o bajar completamente la persiana.

Carril superior: Este componente está ubicado en la parte superior de la persiana y tiene la función de sostener y guiar las lamas durante su movimiento de subida y bajada. Proporciona estabilidad y asegura un deslizamiento suave de las lamas.

Carriles laterales: Los carriles laterales se encuentran a ambos lados de la persiana y se encargan de mantener las lamas alineadas y en posición vertical durante su movimiento. Evitan que las lamas se desvíen o se muevan fuera de su lugar, asegurando un funcionamiento correcto de la persiana.

Cordón de sujeción o freno: Este componente, ubicado en el lateral de la persiana, permite fijar la persiana en una posición determinada. Al tirar del cordón y sujetarlo en el freno, se mantiene la persiana abierta o cerrada según se desee, brindando mayor control sobre la entrada de luz y la privacidad.

Tapa o embellecedor: Las tapas o embellecedores se encuentran en la parte superior y lateral de la persiana. Tienen una función estética, ya que cubren los mecanismos internos de la persiana, proporcionando un aspecto limpio y finalizado.

Recogedor o enrollador: Este componente, ubicado en la parte superior de la persiana, permite enrollar las lamas para recogerla y mantenerla en una posición elevada. Al accionar el recogedor, las lamas se enrollan y se fijan en su lugar, dejando la ventana despejada y permitiendo una mayor entrada de luz.

Tornillos o soportes: Los tornillos o soportes se utilizan para fijar los carriles y otros componentes de la persiana al marco de la ventana. Su función es mantener la persiana en su lugar, garantizando su estabilidad y correcto funcionamiento.

Partes o componentes principales de una persiana doméstica.

Conclusión: Como puedes ver, hay muchas piezas móviles que componen una persiana. Por eso, a veces es fácil que una persiana se rompa o deje de funcionar de forma óptima. Sin embargo, esto no significa necesariamente que esté rota y haya que tirarla. Por lo general, basta con sustituir una o varias piezas de forma rápida y sencilla.

Es comprensible que después de conocer todas las partes que componen una persiana, te sientas un poco abrumado. Si necesitas asesoramiento o, incluso, piezas nuevas para tus persianas, te recomendamos que busques proveedores de repuestos oficiales y miembros cualificados para su reparación, con la formación adecuada para llevar a cabo su mantenimiento.

Deja un comentario