¿Cómo reducir el ruido de un secador de pelo?

El ruido de un secador de pelo puede resultar molesto incluso para las personas más tranquilas. El nivel máximo de ruido admisible en lugares residenciales durante el día es habitualmente de unos 55-60 dB, y por la noche esta cifra es aún inferior. La mayoría de los secadores de pelo son mucho más ruidosos. Independientemente de si lo usas en casa o en una peluquería, no querrás secarte el pelo bajo el rugido de un avión despegando. ¿Cómo se puede reducir este ruido? ¿Qué cualidades de un secador empeoran con un nivel de ruido más bajo? ¿Y merece la pena comprar un secador silencioso?

¿Por qué hay que reducir el ruido?

Muchos modelos modernos son ruidosos, con potentes motores y ventiladores que pueden secar el pelo en minutos. Algunos alcanzan los 100 dB, lo que equivale al ruido de una motocicleta. Imagínate el estrés que sufren tus oídos al tener un aparato tan ruidoso tan cerca de ellos.

La contaminación acústica es tan perjudicial como el aire contaminado. El sonido alto y constante no sólo daña tu cuerpo, sino también tu psique. El ruido puede provocar insomnio, agotamiento emocional, mermar la capacidad de descanso, reducir la agudeza visual, la velocidad de reacción, debilitar las reacciones de defensa, etc. Además, no sólo te afecta a ti, sino también a todos los que viven contigo.

¿Cómo hacerlo?

Una de las formas más sencillas es adquirir tapones para los oídos. Los productos de calidad pueden protegerte incluso de los sonidos más fuertes: coches que pasan, conversaciones en voz alta, perros que ladran, etc. Por supuesto, no bloquean completamente el ruido, sólo reducen su efecto en los oídos. Además, sólo te salvarán a ti como usuario de un secador ruidoso, los demás seguirán oyéndolo.

Cuando elijas un lugar apropiado para secarte el pelo y peinarte, recuerda que las ondas sonoras rebotan más rápido en las paredes de una habitación pequeña, lo que significa que tendrán más impacto en tus oídos y en los de tus familiares. Si es posible, se recomienda utilizar el secador en habitaciones grandes con muebles blandos (como sofás) que absorban el ruido. Evita secarte el pelo en el mismo cuarto en el que juegan o descansan los más pequeños de la casa.

Intenta realizar tu peinado a la menor potencia posible de tu secador. Por supuesto, esto aumentará el tiempo de funcionamiento del dispositivo, pero reducirá el nivel de ruido. Los fabricantes de secadores producen modelos con tecnología de ionización o iónica para que los mechones de pelo se sequen más rápido, incluso a bajas velocidades y temperaturas. Gracias a ello, el calor se distribuye de forma más uniforme y eficiente. Si tienes el pelo rizado o simplemente necesitas secar tus mechones sin peinarlos, puedes utilizar un difusor como accesorio para acelerar el proceso de secado, y, por ende, el tiempo de funcionamiento del dispositivo.

Asegúrate de que tu secador de pelo está en perfecto estado, limpio y libre de obstrucciones que incrementarán el nivel de sonoridad del dispositivo. Puedes realizarlo tú mismo o bien puedes solicitar el servicio de un profesional especializado.

Por lo general, los secadores de pelo silenciosos y especializados son algo más caros que los modelos convencionales. Si no quieres gastar dinero extra, puedes buscar un aparato adecuado en términos de calidad y precio entre los productos de fabricantes reputados. Por regla general, sus modelos tienen la mejor calidad de construcción y están fabricados con materiales de calidad. Si el cuerpo del secador es grueso y pesado, por lo general, hará menos ruido. Adquirir un secador de pelo de calidad siempre es garantía de satisfacción en términos de sonoridad y durabilidad.

¿Son eficaces los secadores silenciosos?

Actualmente, en el mercado, hay modelos de secadores de pelo que se posicionan como productos especialmente silenciosos. Aunque no son completamente silenciosos, la diferencia en el nivel de volumen con los modelos clásicos es muy notable. La mayoría de estos aparatos tienen motores menos potentes y los mechones de pelo se secan consecuentemente más lentamente. Por eso, los fabricantes desarrollan e implementan nuevas tecnologías como el doble flujo de aire y la ionización para que el secado sea más eficiente. Por supuesto, funcionan, pero esto afecta al precio del producto y en la mayoría de los casos, también al rendimiento.

Reflexiones finales

Como puedes ver, hay formas realmente sencillas de hacer que tu secador habitual sea menos ruidoso. Sin embargo, para protegerte a ti y a los tuyos de la contaminación acústica innecesaria, debes prestar atención a los secadores de pelo categorizados como silenciosos. Pese a que en ocasiones difieren de los secadores convencionales en términos de rendimiento, son notablemente más silenciosos y agradables al uso.

Deja un comentario