¿Cómo limpiar una tostadora?

Probablemente, la limpieza de tu tostadora no sea una de tus principales prioridades, y lo comprendemos por completo. Sin embargo, no es un proceso tan complejo ni tedioso como puedas creer inicialmente. Aprende a limpiar el interior y el exterior de tu tostadora con verdadera facilidad y en tan solo un instante siguiendo nuestro artículo paso por paso.

El proceso de limpiado de una tostadora es bastante sencillo. Sólo tienes que elaborar una solución limpiadora con líquido para lavavajillas doméstico y agua. Posteriormente, desmontarás la tostadora al completo y le darás un generoso lavado. Sin embargo, también hay consejos y ciertos trucos para llegar a las zonas más complejas. Antes de adentrarte en el proyecto, es esencial que hagas acopio de ciertos suministros.

Productos necesarios para limpiar una tostadora

  • Líquido lavavajillas doméstico desengrasante
  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre blanco
  • Esponja de cocina
  • Cepillo nuevo o brocha de pastelería
  • Paño de limpieza o paño de cocina
  • Paño de microfibra
  • Espátula de madera
  • Cuchara de madera

Cómo limpiar el interior de una tostadora

A la hora de limpiar el interior de la tostadora, hay que tener cuidado y hacerlo por pasos para evitar daños en el aparato.

  1. Desenchufa la tostadora. Antes de introducir cualquier cosa que no sea una tostada en una tostadora, asegúrate siempre de que está desconectada y fría.
  2. Dale la vuelta a la tostadora para que la parte superior se ubique mirando al suelo y sacude los restos de comida y migas. Siempre es preferible hacerlo sobre un cubo de basura o incluso al aire libre si dispones del espacio.
  3. Llena el fregadero con agua del grifo y añade unas gotas de detergente para platos o líquido para vajillas.
  4. Saca con mucho cuidado la bandeja de la parte inferior de la tostadora.
  5. Sacude los restos de migas en el cubo de basura y coloca la bandeja en el agua para que se humedezca.
  6. Coge un pincel o una brocha de pastelería grande y plana y limpia, y cepilla las migas o los residuos del interior. Es preferible empezar por la parte superior y trabajar hacia abajo.
  7. Utiliza un paño para lavar la bandeja recogemigas y déjala secar al aire libre.
  8. Si no posees bandeja recogemigas, no te preocupes, simplemente dale unas cuantas sacudidas más a la tostadora para sacar todas las migas alojadas en el interior.

Cómo limpiar una tostadora con queso incrustado en su interior

Si identificas algún residuo extraño en el interior de la tostadora, como por ejemplo queso, también puedes solucionarlo sencillamente.

  1. Asegúrate de que la tostadora está desconectada y fría. Incluso es posible que quieras darle algo más de tiempo para que se solidifique lo que está temporalmente derretido.
  2. Una vez que el objeto esté solidificado, emplea una espátula o una cuchara de madera para raspar o desprender la comida con cuidado. (La prevención suele ser el mejor remedio para este tipo de situaciones).
  3. Después de desprenderlo, utiliza un cepillo de dientes suave y preferiblemente usado para eliminar cualquier residuo existente.

Cómo limpiar el exterior de una tostadora

Una pequeña limpieza con agua y jabón en el exterior será más que suficiente si tu tostadora está ligeramente sucia. Sin embargo, si has descuidado tu tostadora durante demasiado tiempo y consta de marcas de dedos muy evidentes o manchas, probablemente necesitarás un limpiador más potente.

¿Cómo puedo eliminar las manchas de mi tostadora?

Cuando se trata de manchas marrones o incluso de suciedad pegajosa en el exterior de la tostadora, el método de limpieza suele consistir en dos fases. Primero, utiliza detergente doméstico (jabón para vajillas) y luego ataca las manchas más persistentes con bicarbonato de sodio.

  1. Empapa un paño en agua jabonosa y acláralo.
  2. Limpia el exterior de la tostadora manualmente.
  3. Déjalo reposar durante unos 5 minutos aproximadamente.
  4. Utiliza un paño húmedo para limpiar el jabón restante.
  5. Para las manchas que queden, sumerge un cepillo de dientes usado en bicarbonato de sodio.
  6. Frota las manchas con decisión hasta que desaparezcan.
  7. Limpia con un paño limpio y húmedo para remover el exceso de bicarbonato.
  8. Utilice el paño de microfibra para secar la tostadora.
  9. Vuelve a colocar la bandeja de migas una vez esté seca.

Cómo limpiar una tostadora cromada o de acero inoxidable

Cuando se trata de limpiar una tostadora con acabado cromado o de acero inoxidable, el vinagre blanco será sin duda tu mejor aliado. Es ideal para eliminar las manchas y los restos pegajosos del exterior de la misma. Recuerda adquirir vinagre blanco específico para limpieza doméstica.

  1. Moja un paño con una mezcla al 50% de vinagre y agua.
  2. Limpia toda la tostadora con decisión, prestando especial atención a las manchas pegajosas.
  3. Deja que la tostadora húmeda repose durante unos minutos y las manchas deberían desaparecer progresivamente tras su secado.
  4. Sécala con un paño de microfibra.

¿Con qué frecuencia se debe limpiar una tostadora?

La frecuencia con la que limpies tu tostadora dependerá realmente del uso que le des. Si convives con una familia numerosa que utiliza la tostadora diariamente, entonces necesitarás limpiarla al menos una vez a la semana, o incluso más. Sin embargo, si no la usas a diario, límpiala cada pocas semanas o cada mes para asegurarte de que está en plena forma cuando desees usarla.

Cómo limpiar una tostadora nueva antes de utilizarla

Cuando adquieras una tostadora nueva, siempre es una idea recomendable limpiarla antes de introducir en ella los alimentos a consumir. Limpiar una tostadora nueva no es tan complicado ni tedioso como limpiar una tostadora ya usada (y sucia).

  1. Utiliza un poco de agua tibia y jabón para lavavajillas en un paño de cocina.
  2. Limpia toda la tostadora, de arriba hacia abajo.
  3. Comprueba si en el interior quedan restos de suciedad o partículas sueltas, sacúdelas o utiliza el cepillo para retirarlas con cuidado.
  4. Sécala con un paño de microfibra y enchúfala a continuación para usarla.

Deja un comentario