¿Cómo limpiar una campana extractora?

La campana extractora de cocina es un dispositivo esencial que no solo agrega un toque estético a tu cocina, sino que también cumple una función crucial al eliminar el humo, la grasa y los olores generados durante la cocción. Con el tiempo, la acumulación de grasa y suciedad en la superficie de la campana puede afectar su eficacia y apariencia. Una limpieza regular y meticulosa no solo mantiene tu campana funcionando de manera óptima, sino que también contribuye a un ambiente de cocina más saludable. En esta guía detallada, te proporcionamos un paso a paso exhaustivo para llevar a cabo una limpieza completa de tu campana extractora.

Materiales Necesarios:

Antes de comenzar, asegúrate de tener los siguientes materiales a mano:

  • Guantes de Goma: Protege tus manos de los productos químicos y la grasa acumulada durante la limpieza.
  • Gafas de Protección: Opcionales, pero recomendadas para resguardar tus ojos de posibles salpicaduras.
  • Toallas de Papel o Trapo: Utiliza toallas de papel absorbente o un trapo suave para limpiar las superficies.
  • Productos de Limpieza: Puedes optar por utilizar limpiadores específicos para cocina o crear tu propia solución casera con agua caliente y detergente líquido.
  • Desengrasante: Un producto desengrasante puede ser de gran utilidad para eliminar acumulaciones de grasa.
  • Cepillos de Limpieza: Asegúrate de tener cepillos con cerdas suaves y duras para acceder a diferentes tipos de superficies.
  • Recipiente con Agua Jabonosa: Prepara un recipiente con agua caliente y detergente para enjuagar elementos desmontables.
  • Cubeta o Bolsa de Basura: Utiliza una cubeta o bolsa para desechar residuos y restos de limpieza.

Paso a Paso: Limpieza Completa de la Campana Extractora

Paso 1: Preparación

  1. Desconexión: Antes de comenzar, desconecta la campana extractora de la corriente eléctrica para garantizar tu seguridad durante la limpieza.
  2. Ventilación: Asegúrate de que haya una buena ventilación en el área de trabajo abriendo las ventanas o encendiendo un ventilador.
  3. Protección Personal: Ponte guantes de goma para evitar el contacto directo con productos químicos y gafas de protección si lo consideras necesario para prevenir salpicaduras.

Paso 2: Limpieza de los Filtros

  1. Retiro de Filtros: Sigue las instrucciones del fabricante para retirar los filtros de la campana extractora. Por lo general, los filtros se pueden deslizar o desenganchar con facilidad.
  2. Desengrasante: Llena un recipiente con agua caliente y agrega unas gotas de detergente desengrasante. Sumerge los filtros en esta solución durante unos minutos para aflojar la grasa acumulada.
  3. Cepillado: Con un cepillo de cerdas suaves, frota con cuidado los filtros para eliminar los residuos. Utiliza un cepillo de cerdas más duras para las áreas más difíciles.
  4. Enjuague y Secado: Enjuaga los filtros con agua caliente para eliminar cualquier residuo de detergente. Asegúrate de que los filtros estén completamente secos antes de volver a colocarlos en la campana.

Paso 3: Limpieza Exterior

  1. Eliminación de Grasa: Con toallas de papel o un trapo, elimina la grasa visible y los residuos de la superficie exterior de la campana.
  2. Productos de Limpieza: Prepara una solución de limpieza utilizando agua caliente y detergente líquido, o utiliza un limpiador comercial específico para cocinas.
  3. Limpieza Suave: Humedece un trapo en la solución de limpieza y comienza a limpiar la superficie exterior de la campana. Dedica especial atención a las áreas más sucias y a las esquinas.
  4. Eliminación de Manchas: Si encuentras manchas persistentes, aplica un limpiador desengrasante en el área afectada y frota suavemente con un trapo o cepillo suave. Evita aplicar demasiada presión para no dañar la superficie.
  5. Secado: Después de limpiar, seca la superficie de la campana con toallas de papel o un trapo limpio para evitar que queden marcas de agua.

Paso 4: Limpieza de las Superficies Internas

  1. Acceso a las Superficies Internas: Si es posible, retira las cubiertas o paneles internos de la campana siguiendo las instrucciones del fabricante. Esto te permitirá acceder a las áreas internas para limpiarlas de manera efectiva.
  2. Limpieza de las Superficies Internas: Utiliza un trapo suave o toallas de papel humedecidas con la solución de limpieza para limpiar las superficies internas, incluyendo las paredes interiores y el área alrededor del ventilador.
  3. Atención a las Hélices o Ventiladores: Si es posible, retira las hélices o ventiladores y límpialos por separado. Si no se pueden retirar, utiliza un cepillo de cerdas suaves para limpiarlos con cuidado.

Paso 5: Limpieza de los Botones o Controles

  1. Aplicación de Productos de Limpieza: Utiliza un trapo suave ligeramente humedecido con la solución de limpieza para limpiar los botones, controles y pantallas de la campana extractora.
  2. Secado: Sécalos suavemente después de limpiar los botones y controles para evitar la entrada de agua en el interior de la campana.

Paso 6: Reensamblaje y Mantenimiento Regular

  1. Reensamblaje: Vuelve a colocar los filtros y cualquier parte que hayas retirado, siguiendo las instrucciones del fabricante.
  2. Mantenimiento Regular: Establece una rutina de limpieza regular para tu campana extractora. Una limpieza básica mensual y una limpieza más profunda cada tres meses son recomendables.
  3. Evita la Acumulación de Grasa: Limpia cualquier derrame de grasa de inmediato para evitar que se acumule y sea más difícil de eliminar posteriormente.
  4. Cambios de Filtros: Si tu campana utiliza filtros de carbono, sigue las recomendaciones del fabricante para reemplazarlos según corresponda. Los filtros metálicos se pueden limpiar, pero si están demasiado desgastados, es posible que sea necesario reemplazarlos.

Mantener una campana extractora limpia y en buen estado no solo mejora la calidad del aire en tu cocina, sino que también prolonga la vida útil de este importante electrodoméstico. Al seguir esta guía paso a paso, estarás garantizando que tu campana extractora funcione de manera eficiente y mantenga tu cocina libre de olores y humos no deseados.

Deja un comentario