¿Cómo limpiar un rifle de aire comprimido?

Así que has comprado una carabina de aire comprimido, pero ¿Sabes cómo limpiarla y mantenerla correctamente? ¿Posees un kit de limpieza de armas y sabes cómo utilizarlo de la manera adecuada?

El cuidado y el mantenimiento es una parte vital del proceso de uso y disfrute de una carabina de aire comprimido, y aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber para mantener su estado en las mejores condiciones.

Los rifles de aire comprimido contienen una gran cantidad de mecanismos internos que se corresponden entre sí y nos permiten disparar el arma. Por lo tanto, es muy importante saber cómo limpiar y mantener el rifle para que siga funcionando con el rendimiento esperado. Existen gran cantidad de componentes que requieren una limpieza y mantenimiento regulares. A continuación, repasaremos en detalle cada una de las partes, explicando cómo limpiar y mantener estos componentes sin dañarlos ni correr riesgos innecesarios.

Cañón (Interior)

Los cañones de las armas de aire comprimido se ensucian, pero no necesitan una limpieza constante. El principal problema que ocurre con los cañones es la acumulación de aceite o depósitos de metal (generalmente plomo) por el disparo de los balines. La aparición de aceite es común en un rifle de muelle y a menudo éste se introduce en el cañón al disparar. La única regla que hay que tener en cuenta es que nunca se debe aceitar el cañón. Si lo aceitas, puede entrar en el cañón y dañar los mecanismos internos del arma. Otro problema que puede surgir si se engrasa el cañón es el efecto dieseling. En este caso, el aceite entra en combustión cuando se dispara un balín a través del cañón y, con el tiempo, este proceso puede dañar las juntas y provocar una pérdida de aire en el rifle.

Resumen: Nunca engrases el cañón y no lo limpies demasiado o correrás el riesgo de dañarlo. Lo ideal es limpiarlo después de terminar una lata de balines, ya sea disparando un balín de limpieza (fabricado en algodón) a través de él o utilizando una varilla de limpieza. Un balín de limpieza después de cada lata de balines será suficiente para ayudar a mantener el cañón en un estado óptimo.

Cañón (Exterior)

Al igual que la parte interna del cañón, la parte externa del mismo también necesita ser mantenida. El metal es propenso al óxido y al desgaste, por lo que es importante que lo cuides para ayudar a mantener el aspecto y el rendimiento de tu arma a un alto nivel. Siempre que el cañón esté expuesto al agua, es importante coger un paño y secarlo. El agua puede dañar y pudrir la madera y el metal, por lo que es importante hacerlo. También puedes comprar un spray protector contra el óxido o aceite de silicona para armas. Aplica una ligera capa de spray sobre el metal, o coge un paño y aplica una fina capa de aceite de silicona para armas después de cada uso. Haciendo esto con regularidad, tu cañón estará protegido contra el óxido y el desgaste y permanecerá como nuevo.

Resumen: Limpia el agua o el aceite del arma siempre que entre en contacto con ella. Aplica una ligera capa con el spray protector contra el óxido o una fina capa de aceite de silicona en un paño y limpia después de cada uso.

Visor

El mantenimiento del visor es tan importante como el del propio rifle. Un visor descuidado puede causar problemas al intentar alinear el tiro. Los visores son muy fáciles de mantener y hay que tener cuidado si las manos, la lluvia, el aceite, etc. entran en contacto con ellos. El polvo se puede eliminar con un paño suave o con aire comprimido y esto se puede hacer siempre que sea necesario. Las dos cosas que hay que comprobar es que el paño sea suave y no raye la lente y, en segundo lugar, comprobar primero que no tenga aceite o grasa. Las marcas de agua, dedos o aceite en el visor pueden eliminarse simplemente limpiando con un paño de microfibras.

Resumen: Los visores pueden limpiarse tan a menudo como sea necesario. Para el polvo, utiliza un paño suave, un cepillo suave o aire comprimido. Para las marcas, utiliza un paño de microfibra suave y frota con un movimiento circular.

Culata

Una de las cosas que atrae a la gente a las carabinas de aire comprimido es la hermosa artesanía que suele distinguir su aspecto exterior. Las culatas de los rifles se ofrecen en distintas variedades de madera, como haya y nogal entre muchas otras. Aunque esté barnizada, con el paso del tiempo la madera puede mostrar los efectos del envejecimiento, como el desgaste, la falta de brillo, etc. Querrás protegerte de esto, especialmente si tienes un rifle de aire comprimido caro. La buena noticia es que la madera es muy fácil de mantener si estás dispuesto a dedicarle tiempo. Es tan sencillo como limpiar el arma cuando ha estado expuesta a la lluvia, ya que el agua puede causar daños y podredumbre. Las culatas sintéticas o de polímero suelen ser mucho más resistentes a arañazos, derrames y suciedad, por lo que podrás limpiarlas con un trapo de microfibras y algún producto específico para plásticos.

Resumen: Seca la madera después de que haya estado en contacto con el agua para evitar que se pudra o se dañe.

Acción

La culata ofrece un apoyo cómodo pero firme al disparar el rifle. Te permite apuntar con firmeza, pero también actúa como carcasa protectora para los mecanismos internos del arma. Aunque limpiar la culata la protege, la mayoría de la gente no suele darse cuenta de que el agua puede entrar en la culata y hacer que todos los mecanismos se oxiden y se agarroten. Para evitar este problema, simplemente retira la culata utilizando la herramienta adecuada y añade una moderada cantidad de aceite para armas a la acción. Utiliza un aceite para armas específico y no aceite de motor. El aceite de motor es demasiado espeso y puede agarrotar el mecanismo interno del arma, así como empapar y ablandar la madera.

Resumen: Aplica una pequeña cantidad de aceite para armas en la acción. Nunca utilices aceite de coche, ya que es demasiado espeso para dicho fin.

Gatillo

El mecanismo del gatillo es muy importante para un rifle. La mayoría de la gente prefiere llevar su rifle a un armero especializado para que realice trabajos de mantenimiento en esta parte, ya que, si se hace mal, podría impedir el amartillado del arma. Si quieres hacerlo por tu cuenta, puedes retirar la culata para acceder a los mecanismos internos. Después de esto, puedes utilizar un spray desengrasante en el mecanismo del gatillo y luego volver a engrasar las zonas adecuadas. Si no te sientes seguro haciendo esto o quieres que se realice un ajuste adicional en el gatillo, es mejor llevarlo a un armero experimentado.

Resumen: Utiliza un spray desengrasante para eliminar la grasa y suciedad del mecanismo de disparo y vuelve a engrasarlo a posteriori.

Consejos generales

Hay algunas cosas adicionales que puedes hacer junto con estos consejos para prolongar la vida y el buen aspecto de tu rifle de aire comprimido. Cuando guardes tu carabina, debes hacerlo en un lugar seco y sin riesgo de que el agua u otros productos químicos entren en contacto con ella. Una limpieza después de cada uso para eliminar la grasa, las marcas de los dedos, etc., ayudará a mantener el arma en buen estado. Transportar y asegurar tu rifle en una bolsa para armas lo protegerá de los golpes y del desgaste general. Si colocas tu rifle en posición vertical, debes hacerlo sobre la culata y no sobre el cañón.

Nuestro último consejo es que hagas una revisión periódica de tu arma. Con esta medida te asegurarás de que siga rindiendo al máximo y prolongarás la vida útil de tu rifle. La frecuencia con la que debes llevar a cabo el mantenimiento de tu rifle de aire comprimido depende de la frecuencia con la que lo utilices. Si vas a disparar una vez o menos a la semana, entonces una revisión cada dos años será suficiente. Sin embargo, si lo utilizas con más frecuencia, tendrás que llevarlo a revisar una vez al año. Si en algún momento sientes que tu arma no funciona como debería, o crees que algo puede estar mal, entonces debes consultar a un profesional experimentado. Es mejor prevenir que curar, porque si hay un problema y no se soluciona, podría empeorar a largo plazo.

Deja un comentario