¿Cómo evitar la acumulación de hielo en el frigorífico y el congelador?

Cuando se acumula hielo en tu frigorífico o congelador, este mismo hielo impide que el propio electrodoméstico pueda trabajar de manera óptima y eficiente. También implicará consecuentemente que no podrás meter tanta comida en su interior, ya que el hielo ocupa un valioso espacio. La buena noticia es que evitar que el hielo se acumule es sencillo. En esta breve guía, te daremos algunos consejos fáciles de seguir para evitar la acumulación de hielo.

Evita que la humedad entre en el frigorífico

El primer consejo es evitar que la humedad entre en el frigorífico y el congelador. La forma más fácil de hacerlo es evitar abrir la puerta del congelador muchas veces durante el día. Cada vez que abres la puerta, entra aire caliente que se mezcla con el aire frío y crea humedad, que se convierte en escarcha. Lo mismo ocurre al introducir alimentos calientes en el congelador. Asegúrate siempre de dejar que los alimentos se enfríen antes de meterlos en el congelador.

Asegúrate de que el congelador está a la temperatura adecuada

El siguiente consejo para evitar la formación de hielo en el congelador es asegurarse de que la temperatura del propio congelador es la correcta. El congelador debe estar ajustado a -17 grados. Si tu congelador está ajustado por encima de esta temperatura, ajústalo a la temperatura adecuada. Para asegurarte de que tu termómetro funciona correctamente, consigue un termómetro externo y comprueba si la lectura de la temperatura coincide con la del termómetro interno. Si no coincide, deberás sustituir el termómetro interno. Debes comprobar la temperatura aproximadamente una vez al mes para evitar que se produzcan incidencias de este tipo.

Asegúrate de que la puerta está bien cerrada

Además de no abrir la puerta del congelador con demasiada frecuencia, otra forma de evitar que el aire caliente entre en la unidad de congelación es asegurarse de que las juntas de la puerta sean herméticas. Para asegurarte de que las juntas de la puerta funcionan correctamente, debes abrir la puerta del congelador e inspeccionarlas en busca de signos de desgaste. Si están dañadas, habrá que sustituirlas.

Si no se aprecian daños evidentes en las juntas, coloca un trozo de papel fino entre el congelador y la puerta y, a continuación, cierra la puerta con firmeza. Si puedes sacar el papel sin problemas, esto indica que la junta de la puerta no es hermética y deberá ser sustituida.

Mantén el congelador lleno

Otro consejo sencillo para evitar la acumulación de hielo en el congelador es asegurarse de mantenerlo lo más lleno posible de alimentos y otros artículos que se deban congelar. Esto se debe a que cuando el congelador cuenta con más espacio, evidentemente, habrá más espacio para que se acumule la humedad, que se convertirá en escarcha o hielo con el tiempo.

Limpia el congelador con regularidad

Otro consejo sencillo es limpiar el congelador con regularidad. Se trata de una forma bastante obvia de evitar la formación de hielo, pero mucha gente se olvida de limpiar regularmente el congelador y dejarlo descongelar. La forma más fácil de descongelar el congelador es sacar toda la comida y ponerla en neveras, y luego apagar el congelador durante una hora para que se descongele por completo. A continuación, es importante limpiarlo adecuadamente. Una vez que el congelador esté descongelado y limpio, vuelve a encenderlo y a meter los alimentos. El mejor momento para hacerlo es justo antes de ir a hacer una gran compra al supermercado; tendrás mucha menos comida en el congelador durante la limpieza y podrás llenarlo después de la compra.

Limpia el desagüe de descongelación

En la parte inferior de la mayoría de los frigoríficos hay un desagüe que elimina el agua. Si el desagüe se obstruye, puede formarse hielo en el frigorífico. La forma más fácil de evitarlo es limpiarlo con regularidad y enjuagarlo con agua caliente y jabón para asegurarte de que no hay residuos sueltos que lo obstruyan. Si hay residuos que bloquean el desagüe, utiliza un trozo de alambre para eliminarlos.

Limpia regularmente las bobinas del condensador

En la parte trasera del frigorífico hay un conjunto de bobinas llamadas bobinas del condensador. Su función es ayudar a que el frigorífico funcione y se enfríe. Cuando se ensucian o se cubren de hielo, el frigorífico no funciona correctamente, lo que a veces provoca la acumulación de hielo en el interior del frigorífico y del congelador. Para evitar este problema, desenchufa el frigorífico y sácalo de la pared con regularidad para limpiar las bobinas del condensador y/o descongelarlas.

Deja un comentario