¿Cómo eliminar el mal olor de un bolso o monedero?

Existen varias maneras de reducir o eliminar los olores de una gran variedad de accesorios y complementos textiles, entre ellos los bolsos o monederos. Tan solo necesitarás los siguientes materiales y algo de tiempo:

Utilizando Bicarbonato de Sodio

La primera opción es utilizar bicarbonato sódico, material de amplia disponibilidad en la mayoría de los hogares. Coloca los bolsos o monederos en un recipiente de plástico limpio con bicarbonato sódico y, a continuación, tapa el recipiente adecuadamente. No espolvorees el bicarbonato directamente sobre o dentro de los bolsos o monederos. Este proceso durará no menos de un año, aunque mantendrá los bolsos o monederos completamente inodoros a lo largo del tiempo. La pregunta que suele surgir con este método es con qué frecuencia hay que cambiar los recipientes de bicarbonato. Depende. La frecuencia del cambio y el tiempo total para reducir el olor depende de la cantidad de bicarbonato que utilices, de la superficie de bicarbonato expuesta (los recipientes poco profundos exponen más bicarbonato y son generalmente más eficaces), del número de bolsos o monederos que tengas que desodorizar y del olor que desprendan. En cualquier caso, nosotros seguiríamos las instrucciones de la caja del producto, es decir, cambiar el bicarbonato cada 30 días. Esto debería ayudar a absorber los olores de manera más eficiente para ayudarte a completar el proceso más rápidamente.

Utilizando Carbón Activado

También puedes utilizar carbón activado, que puedes conseguir en tiendas de mascotas entre otros lugares. El carbón activado se utiliza por ejemplo en peceras para mantener el agua limpia y también es excelente para absorber olores desagradables. Se utiliza de la misma manera que el bicarbonato de sodio, pero no es necesario cambiarlo tan a menudo (aproximadamente cada dos meses). También puedes probar las piedras eliminadoras de olores que puedes encontrar en plataformas como Amazon. De nuevo, cámbialas cada uno o dos meses. Personalmente, evitaríamos los otros absorbentes de olores que puedes encontrar en las tiendas. Estos a menudo cuentan con productos químicos que liberan olores agradables y estos productos químicos pueden ser perjudiciales para los accesorios como bolsos o monederos. Siempre es preferible quedarse con el bicarbonato de sodio o el carbón activado, dado que son soluciones naturales y fiables.

Utilizando papel absorbente Microchamber

Un método más caro, pero más eficiente y que da mejores resultados en general en nuestra experiencia es el papel Microchamber. Si consigues un poco de papel Microchamber, lo arrugas, y lo introduces dentro de los bolsos o monederos, éste evitará la aparición de olores desagradables a largo plazo. Evita, por descontado, almacenar tus accesorios favoritos en sótanos, altillos o trasteros, dado que la humedad estropeará el exterior de los mismos, y la humedad fomentará la aparición de olores desagradables. Cambia el papel al cabo de un mes y cada mes hasta que desaparezca el olor. Esta puede ser la mejor opción si deseas utilizar los bolsos o monederos antes de lo que podrías hacerlo con el bicarbonato de sodio o el carbón activado.

Deja un comentario