¿Cómo aspirar con un secador de pelo?

En ocasiones podemos necesitar una aspiradora de mano para eliminar con facilidad el polvo, la suciedad o algún pequeño accidente doméstico, pero es probable que no dispongamos de dicho dispositivo. En tal caso, tenemos dos alternativas, adquirir una unidad en nuestra tienda de electrodomésticos de confianza o bien convertir nuestro secador de pelo en una eficaz y compacta aspiradora de mano de manera temporal. A continuación te explicaremos cómo hacerlo de manera sencilla y segura.

Materiales que necesitaremos:

  • Un secador de pelo tradicional
  • Un rollo de cinta americana o adhesiva
  • Una botella de plástico de dos litros (Idealmente de refresco o agua)
  • Un par de calcetines ejecutivos o medias de mujer

El primer paso consiste en colocar un calcetín o media en la parte trasera del secador, por donde succiona el aire, y ajustarlo correctamente para evitar que se escurra involuntariamente. El calcetín o la media actuarán a modo de filtro, pese a que el propio secador ya posee un filtro interno para evitar la succión de polvo y suciedad durante su uso. No es necesario que el calcetín sea demasiado tupido, con un modelo estándar será más que suficiente.

A continuación, deberemos tomar la botella y recortar el primer tercio, incluyendo la zona del tapón. Deberás ajustar este recorte a la parte trasera del secador, por encima del calcetín o la media. El trozo de botella que hemos recortado servirá como cabezal de nuestra aspiradora de mano y a la vez actuará como depósito de la misma. Una vez ajustado, utiliza la cinta americana para fijar el recorte de la botella al secador.

Cuando enciendas el secador, la toma de admisión del aparato succionará la suciedad, y el calcetín o la media retendrán la suciedad aspirada. Cuando hayas terminado de aspirar, simplemente vacíalo en la basura. Si deseas vaciar el secador más adelante, simplemente utiliza el tapón de la botella para evitar que la suciedad se escape.

Esta aspiradora de mano casera es completamente reversible. Si has terminado de aspirar, simplemente retira la cinta americana, desacopla el recorte de botella y retira el calcetín o la media de la admisión. La potencia de succión del dispositivo dependerá directamente (y aunque puede parecer un obviedad) de la potencia del motor del secador que utilicemos.

Si deseas fabricar tu propio aspirador casero, te recomendamos que utilices un secador viejo o en desuso

¿Cómo fabricar un aspirador casero con un secador de pelo?

Si dispones de un secador de pelo viejo que ya no utilizas, o bien que está estropeado podrás utilizarlo para fabricar un aspirador casero. A diferencia de nuestro tutorial anterior, donde te explicábamos cómo aspirar con un secador, este proceso no es reversible. Asegúrate por tanto, de que quieres deshacerte de tu viejo secador de pelo.

Materiales que necesitaremos:

  • Un secador de pelo antiguo o en mal estado
  • Una pistola de pegamento termofusible
  • Una caja de plástico con tapa, o en su defecto un tupperware
  • Un filtro genérico o de tipo HEPA para aspiradora
  • Dos listones de madera (30cm x 15cm x 2cm)
  • Una manguera de aspiradora vieja o en desuso
  • Unas tijeras de taller o lo suficientemente resistentes para cortar plástico
  • Un juego de destornilladores
  • Bolígrafos y rotuladores permanentes
  • Un juego de bridas

El primer paso consiste en modificar el secador de pelo para que deje de soplar y se convierta en un dispositivo de succión. Para ello, desmóntalo, retira los componentes innecesarios (como las resistencias utilizadas para calentar el aire del secador) invierte el motor y reconecta el cableado para alimentarlo.

A continuación deberás construir el filtro de aire y el depósito de la aspiradora. Para ello, adquiere un filtro (de ser posible de tipo HEPA) y consigue un recipiente de plástico, como una caja con tapa o un antiguo tupperware que ya no necesites. Deberás anexar el filtro a la toma de aire del aspirador (lo que equivaldría a la parte frontal del secador) y construir con el tupperware y un listón o trozo de madera el depósito de nuestro dispositivo. Para ello retira la tapa del tupperware i pégalo con pegamento termofusible al listón de madera. Perfora el listón de madera por la parte trasera para hacer encajar el secador y el filtro y fíjalo utilizando pegamento termofusible. También puedes utilizar bridas para reforzar la estructura.

Utiliza otro pequeño tablón de madera para fabricar una base sólida para el aparato. También puedes fijar el aparato a una pared si lo deseas. Para adjuntar la manguera de aspiración, realiza un agujero en el depósito de plástico y séllalo con pegamento termofusible cuando esté correctamente anexado. Deja que el conjunto se seque antes de comenzar a utilizar tu aspirador.

Si has seguido el tutorial paso por paso, tu aspirador casero debería tener un aspecto similar a éste.

Deja un comentario