¿Cómo arreglar el recogecable de una aspiradora?

Las aspiradoras con cable cuentan con un mecanismo de rebobinado automático que permite que el cable se almacene dentro del cuerpo de la aspiradora cuando no se utiliza. El cable en ocasiones puede atascarse y negarse a moverse, lo que supone un peligro potencial de tropiezo. Para reparar el cable de modo que vuelva a enrollarse, vuelve a enganchar el retractor de cable accionado por resorte que enrolla el cable alrededor de un carrete dentro de la aspiradora. Hay algunos métodos que puedes utilizar para lograr esto, con unas pocas herramientas domésticas de amplia disponibilidad.

Nota: Realiza las siguientes reparaciones bajo tu propia responsabilidad. Recomendamos delegar la reparación si no se poseen nociones básicas de electricidad. Recuerda utilizar los EPIS necesarios para la tarea.

Paso 1: Apaga la aspiradora

Apaga y desenchufa la máquina. Esto evita el peligro de recibir una descarga eléctrica.

Paso 2: Comprueba el libro de instrucciones

Comprueba el libro de instrucciones del usuario para ver si hay instrucciones sobre cómo quitar la tapa de la aspiradora. También debería haber instrucciones sobre cómo se puede ajustar el carrete.

Paso 3: Expón el carrete

Es probable que el carrete del cable esté protegido por otra cubierta. Retírala y comprueba la posición del carrete. Por lo general, el carrete sólo encaja en una posición y su forma indica cuál es esa posición.

Paso 4:  Desengancha el carrete

Es probable que el carrete del cable esté sujeto por clips de resorte o por abrazaderas sujetas por tornillos. Sea lo que sea, retíralos junto con el rollo de cable. A veces, el enchufe no entra en el espacio del carrete de cable, por lo que tendrás que dejar que se extienda un poco de cable para tener espacio para trabajar. Cuando levantes el carrete del cable, dejarás al descubierto los bloques de contacto fijos que proporcionan la energía al cable. Asegúrate de no dañar estos bloques o los contactos que se encuentran en el conmutador en el centro del carrete.

Paso 5: Limpia el carrete

El carrete probablemente estará sucio muy polvoriento debido al uso, y deberás cepillarlo suavemente para eliminar los restos de suciedad.

Paso 6: Ajusta el carrete

Los ajustes del carrete se hacen generalmente porque éste no retrae completamente el cable. El resorte del carrete puede ajustarse en tensión, pero no todos funcionan de la misma manera. A menudo, el muelle se puede tensar un poco más girándolo con una llave que encaje en la cabeza del tornillo central. Un trinquete mantendrá la tensión.

Paso 7: Limpia el conmutador

Mientras tienes el carrete desmontado, es una oportunidad ideal para prestar un poco de atención al conmutador. El conmutador es un conjunto de conexiones en el centro del carrete que mantiene el contacto con el cable. A medida que el carrete se retrae y se extiende, el conmutador asegura que la máquina siga funcionando correctamente manteniendo el contacto con los bloques de contacto fijos. Limpia el conmutador y también los bloques fijos.

Paso 8: Acomoda el carrete en su alojamiento

El carrete volverá a encajar en la misma posición de la que salió. Tendrás que acomodar el conmutador sobre los bloques fijos y asegurarte de que ambos no se atascan.

Paso 9: Asegúrate de que el carrete funciona correctamente

Vuelve a colocar los clips de resorte o las abrazaderas que sujetan el carrete en su lugar. Vuelve a colocar la cubierta del carrete y la cubierta superior de la aspiradora. Finalmente, prueba el carrete para asegurarte de que funciona correctamente.

¿Cómo reparar el cable de una aspiradora?

Los cables de las aspiradoras soportan mucho abuso, desde sufrir constantes balanceos al caminar cuando se aspira, enrollarse rápidamente en su alojamiento cuando se termina de aspirar, o bien ser atropellados con frecuencia por la propia aspiradora durante el proceso de limpieza. Estos movimientos estresan el cable y eventualmente pueden conducir a una falla. Las tres áreas susceptibles a ser dañadas están en el interruptor, en el centro del cable y en el extremo donde el enchufe entra en la toma de corriente. Todas estas zonas pueden ser reparadas con éxito.

¿Cómo reparar el interruptor de la aspiradora?

  1. Desenchufa el aspirador de la toma de corriente.
  2. Utiliza un destornillador para retirar los tornillos de la placa del interruptor que lo sujetan. El cable estará asegurado con tuercas para cables unidas a los cables individuales. Desenrosca las tuercas para cables y libera el cable del interruptor.
  3. Extrae el cable a través de su orificio de acceso. Corta el cable con un corta alambres en el lugar donde se encuentran los cables dañados, rotos o deshilachados. Desecha el trozo dañado.
  4. Vuelve a pasar el cable por el orificio de acceso. Pela el aislamiento de los cables individuales con un pelacables. Asegúrate de que queda algo de cable desnudo.
  5. Tuerce los cables desnudos junto con los cables del interruptor. Asegúrate de que los cables del mismo color estén unidos por tuercas.
  6. Introduce el cable en la cavidad de la placa del interruptor y vuelve a montarlo. Atornilla los tornillos firmemente hasta que estén correctamente apretados.

¿Cómo reparar el enchufe de la aspiradora?

  1. Desenchufa el aspirador de la toma de corriente.
  2. Corta el cable unos centímetros por encima del enchufe dañado o si los cables están deshilachados alrededor del enchufe. Retira el enchufe viejo y deséchalo.
  3. Coloca un nuevo enchufe. Desenrosca la tapa del nuevo enchufe y empuja el cuerpo sobre el cable. Pela los cables para que se vea el cable desnudo. Conecta los cables a los terminales eléctricos de la carcasa del enchufe. Los cables blancos se enroscan en el terminal plateado, el cable negro se enrosca en el terminal dorado y el cable verde, o de tierra, se enrosca en el terminal verde.
  4. Vuelve a colocar el cuerpo de la clavija en la carcasa.

¿Cómo reparar la parte central del cable de la aspiradora?

  1. Desenchufa la aspiradora de la toma de corriente.
  2. Corta el cable en ambos lados de la zona dañada.
  3. Desenrosca el conector hembra y el conector macho.
  4. Empuja los cuerpos de cada uno sobre un lado del cable. Ahora tendrás un conector hembra en un lado del cable cortado y un conector macho en el otro lado del cable cortado.
  5. Pela los cables de manera que quede cable desnudo en cada lado. Conecta los cables a los terminales eléctricos de las carcasas de los enchufes, tanto en la parte del conector hembra como en la parte del conector macho. Los cables blancos se enroscan en el terminal plateado, el cable negro se enrosca en el terminal dorado y el cable verde, o de tierra, se enrosca en el terminal verde.
  6. Vuelve a colocar los cuerpos de las clavijas en sus respectivas carcasas. Enchufa el conector hembra en el conector macho.
Aunque aparentemente puedan parecer robustos, los enchufes cuentan con componentes delicados en su interior

Deja un comentario